Historias…

Luces y sombras

En la pintura todo se construye con luces y sombras; figura humana, objetos cotidianos, paisajes, todo lo que existe a nuestro alrededor se basa en la unión de las luces y las sombras. ¿Qué nos dice esto de nuestra vida cotidiana?

La reflexión nos lleva a descubrir que en nuestras vidas ocurre exactamente lo mismo. Todo a nuestro alrededor está construido con esas dos partes, para descubrir que en la dualidad funciona así, para integrarlas en una sola; yin/yang, positivo/negativo, día/noche, en definitiva, luces y sombras.


 

La nada. ¿Qué es la nada?,

Es la ausencia de todo, es un espacio vacío, donde al mirar dentro parece que no hay existencia alguna. Pero cuando se deja la mente vacía de pensamientos, cuando en la relajación se consigue que estos se vayan diluyendo. Es entonces en la ausencia de todo, cuando empieza a fluir la información, la conexión directa con la información universal.

Entonces, ¿Qué es la nada?…


 

Todo es un juego…

Todo está envuelto dentro de un juego, donde en principio nos tomamos la vida de una forma demasiado seria. El juego lo elegimos nosotros para recordar quienes éramos realmente por lo tanto juguemos, juguemos desde la consciencia, desde el saber y sentir que puede ser divertido, que podemos llegar a trascendernos a nosotros mismos. Trascender todos nuestros limites desde la alegría y desde el corazón, pasando niveles como lo haríamos propiamente dicho si estuviésemos jugando y divirtiéndonos al mismo tiempo… cuando te liberas de tus propias resistencias empieza la alegría, allí se encuentra la vida.