La gigante

Nadie dijo que sería fácil, pero merece la pena, cuando llega el momento lo sabes, sabes que tienes que aprender a gestionar las emociones que son todo un universo. Pero cuando vas aprendiendo sientes como te liberas de muchas cargas acumuladas, es realmente mágico te sientes más ligero y entonces lo sabes, sabes que estas gestionando algo muy importante, muy muy grande, ha entrado en tu vida la gigante… ¡la ballena!.